Rompiendo nuestras viejas creencias para VIVIR Y DISFRUTAR EL VERDADERO AMOR

expertos-buscan-descifrar-las-causas-cientificas-del-enamoramiento-universia-colombia

Estamos en Febrero, mes del amor de pareja, del amor pasional, del amor romántico [en esta ocasión dejemos de lado el amor filial, paternal… etc.], pero… exactamente qué es lo que tienes en mente respecto al amor. Qué expectativas tienes frente a este sentimiento. Con qué ideas has sido alimentad@. De ello dependerá el perfil de personas que busques para formar pareja, la forma en que te acerques y /o cómo permitas que entren a tu vida… De ello dependerá también cómo vives el amor.

En lingüística, las palabras están compuestas por significado (el concepto) y significante (la imagen mental). Ejemplo: la palabra [silla] independientemente de cómo, esta imagen, se represente en tu cerebro (tamaño, forma, color, material) tiene anclado un concepto.

Volvamos al amor de pareja.

Estoy seguro que, pese a que existe un concepto de diccionario al respecto, te has construido tu propio concepto [significado] y tienes una imagen o imágenes [significantes] de lo que debe ser el amor para ti.

Se me viene a la mente la película “Amor ciego” en donde Hall – personaje central protagonizado por Jack Black- únicamente se fijaba en mujeres hermosas como prospectos de pareja, aquellas que no encajaban en su imagen de mujer ideal eran descartadas. En otras palabras, su felicidad en el amor era conseguir una mujer hermosa. Cuando niño Hall fue programado por su padre, quién en su lecho de muerte le dice que se busque una mujer hermosa, que en la vida eso es lo único que importa.

Al igual que Hall, nosotros también hemos sido programados respecto al amor. Los cuentos de hada, las telenovelas, el cine…; nos venden el lado romántico y/o el lado pasional. Observemos la trama. Una pareja de enamorados (jóvenes y bellos) luchan por su amor, luego de muchas peripecias su amor vence todos los obstáculos y la joven pareja puede estar junta… casada y feliz por siempre. Fin de la historia. Lo curioso es que nunca nos dicen qué pasa después. Nunca nos presentan a plenitud esta Felicidad. Nos lo dejan a nuestra imaginación. Pero el mensaje es claro. Felices por siempre.

¿Existe un único modelo de amor en nuestra mente?

Respuesta: NO!

A lo largo de nuestras vidas somos bombardeados con otros modelos pasionales. Letras de canciones, la literatura y el cine también nos ofrecen: amores trágicos, amores violentos, amores fugaces y desamores… etc. Asimismo, aprehendemos modelos en nuestra casa y nuestro entorno familiar. Lo curioso es que casi nunca vemos la relación de nuestros padres como una gran historia de amor. Quizás porque ésta no se asemeja al amor pasional que nos venden los medios.

De este modo, el amor para ti será el modelo del cual hayas consumido, del cual más te hayas alimentado. Y ese modelo será lo que querrás conseguir.

¿Qué sucede cuando tu ideal de amor se confronta con la realidad?  Cuando “felices por siempre” no es por siempre

“Felices por siempre” no es la verdadera naturaleza del amor de pareja, al menos no de la forma como nos lo venden y de la forma que lo idealizas en tu mente.

La antropóloga Helen Fisher luego de investigar diversas culturas encontró el siguiente común denominador: las mujeres tenían hijos cada cuatro años, justo el tiempo de caducidad promedio del matrimonio. Definitivamente esto no es casualidad. Fisher concluye que en las parejas suele repetirse el siguiente ciclo:

  1. Enamoramiento: Es el inicio de la relación, en donde es prioritario el contacto sexual.
  2. Cariño: La prioridad es la crianza del hijo.
  3. Separación.

La neurociencia confirma los hallazgos de Fisher. Al principio de una relación de pareja el cerebro produce altos niveles de dopamina, testosterona y norepinefrina; químicos responsables de las sensaciones experimentadas en la etapa del enamoramiento: euforia, hiperactividad, pérdida de apetito, temblores, enrojecimiento facial, debilidad, palpitaciones cuando se acerca la persona amada. Asimismo en esta etapa también se registra bajos niveles de serotonina, que es la responsable de la obsesión por el ser amado.

Sin embargo, biológicamente nuestro organismo no puede soportar durante mucho tiempo este desbalance químico, por lo que luego de un tiempo la estabiliza. Se estima que el período en el que vivimos esas sensaciones tan intensas que identificamos con el amor dura unos dos o tres años.

Han pasado los años el príncipe y la princesa del cuento han dejado de ser atentos uno con el otro… quizás hayan engordado… ya no sienten esa necesidad de pasar tiempo juntos, se fijarán más en los defectos que en las cualidades del otro. Al comparar esta etapa con los inicios de la relación vendrá la decepción y la desilusión. Si este es tu caso y quieres reavivar el amor hacia tu pareja considera lo siguiente:

Es el momento de usar la inteligencia emocional y recordar aquellas cosas que los unió, concretar los proyectos de vida en común y planificar otros. El amor al igual que la felicidad es una decisión. Puedes decidir amar a tu pareja cada día. Ten en cuenta que el amor es la capacidad de entrega, aquello que puedes hacer por la persona amada sin esperar retribución alguna.

Mantén una comunicación saludable, esto significa saber escuchar y entender antes de expresar tus puntos de vista. Comunicación saludable también significa callar cuando estás con ira. Recuerda que una palabra dicha es algo que no podrás recoger.

Con aprecio,

Julio César Torres Cavero
Especialista en Coaching
Anuncios
Rompiendo nuestras viejas creencias para VIVIR Y DISFRUTAR EL VERDADERO AMOR

6 comentarios en “Rompiendo nuestras viejas creencias para VIVIR Y DISFRUTAR EL VERDADERO AMOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s