Tú no eres tu MENTE…!!!

crecer-cabello-rapido-consejos-tips-mujer-meditando

Imagina que tu mano es una entidad del cual NO tienes control. Jalonea de ti, te da golpecitos, no te deja conversar, te tapa la boca, hurga tu nariz mientras conversas y provoca que te desconcentres. ¿Qué harías con una mano así, te la cortarías? CLARO QUE NO!!!

Tu mano es una herramienta muy poderosa, lo que harías es aprender a controlarla, tener control sobre ella para que se vuelva tu aliada y cree cosas maravillosas para ti.

Cerebro y mente son dos cosas distintas, pese a que nos referimos indistintamente como si fueran lo mismo. Mientras que el cerebro es un órgano que se encuentra en nuestra cabeza. La mente es una energía no visible que va tomando forma durante los primeros años de nuestra existencia, es cuando vamos modelando una idea de nuestra “realidad” y de “quienes somos respecto a esa realidad”. Sin cuestionar recibimos información de nuestro entorno: padres, familia, profesores, amigos, medios de comunicación…

Se podría decir que vivimos de manera inconsciente, ya que nuestra conducta es condicionada por esta información. Frente a  cada estimulo recurriremos a nuestra mente subconsciente, la cual buscará una respuesta ya programada. En palabras más sencillas: vivimos de manera automática dentro de un programa que fue instalado en nuestra mente.

Si a un niño constantemente se le dice de modo severo y autoritario “que es un tonto, que se calle la boca”. Este niño cuando sea adulto y se relacione con personas autoritarias automáticamente reaccionará de forma nerviosa y callará sus opiniones. Su mente le dirá: “eres un tonto” y así se sentirá. Incluso aunque no recuerde que de niño haya sido tratado como un tonto, su mente inconsciente lo llevará a experimentar las mismas emociones frente a ese estimulo determinado.

¿¡Qué está sucediendo!?

Este adulto ha confundido el programa con el programador, en algún momento creyó que él es su mente, le otorgó una voz, su propia voz y la dejó actuar por sí sola. Su mente comenzó a dialogar en su interior y decirle: “No puedes”, “no sirves para eso”. Su mente lo lleva al pasado haciéndole recordar lo tonto que fue y luego lo lleva al futuro fabricándole pre-ocupaciones y angustias de situaciones y escenarios que aún no suceden.

La mente sería como esa mano alocada que nos deja intranquilos todo el tiempo y que quisiéramos cortar y apartarla de nosotros. La mente casi nunca está en presente y casi nunca nos dice cosas en positivo. Siempre está evitando que hagamos cosas. ¿Por qué? Por un simple mecanismo de “defensa”. Quiere evitarnos dolor, trabajos innecesarios, fatigas y hasta la muerte.

Nos habla tanto que creemos que somos nuestra mente y que no podemos vivir sin ella. Nunca se calla y nos agota, desenfoca nuestra atención, nuestras decisiones y acciones se vuelven torpes, percibimos el mundo NO cómo lo que es, sino como lo que creemos que es. Nos hace creer que nos mantiene en estado de alerta cuando lo único que hace es bloquearnos. En palabras del gran maestro Sosan (Sengcan) “La mente es una enfermedad”

Es posible hacerla callar. Es posible solo activarla cuando queramos y servirnos de esta maravillosa herramienta. Servirnos de la creatividad, la memoria, la intuición. Crear estrategias de vida, tecnología, servicios y usarlas a nuestro favor.

Y es que las cosas se hacen dos veces, primero en la mente y luego en la realidad. Cada cosa que está a tu alrededor, incluso lo intangible como los servicios, primero son concebidos en la mente -y es allí cuando ha sido usada como una herramienta muy útil.

Te invito a reflexionar al respecto, piensa aquello que has logrado: la adquisición de una casa, la publicación de un libro, un ascenso laboral, la relación amorosa que llevas, todo ha sido concebido primero en tu mente y luego trabajaste para obtenerlo.

Seguro me dirás: “Pero, ahora no soy feliz…” o “ahora tengo serios problemas financieros cómo puede ser posible que haya pensado eso para mí mismo”.

Te aseguro que tu mente tiene una obsesión por la infelicidad o por la carencia de dinero. Volvemos al punto inicial, de pequeño recibiste estos estímulos, en aquella etapa de tu vida se formó la manera de cómo te relacionas con el amor y el dinero.

Se podría decir entonces que vivimos en un mundo de resultados, el mundo físico es el resultado de nuestros pensamientos.

  • La salud y la enfermedad son resultados.
  • La riqueza y la pobreza son resultados.
  • Las buenas y las pésimas relaciones de nuestro entorno son resultados,…

En palabras del gran maestro Buda “Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos”. 

Si no tomas el control de tu mente, dejarás que ella te lleve a donde quiera, y como te mencioné, casi siempre evitará que arriesgues, que cambies de hábitos nocivos e improductivos, que te esfuerces; en otras palabras te mantendrá en tu zona segura, que es la zona en que esperas a que las cosas te sucedan, en la que otros toman las decisiones importantes en tu vida.

Tengo buenas noticias para ti.

El proceso no ha terminado. Nuestra mente sigue llenándose de información y estímulos por lo que es posible re-programarnos y cambiar aquellas respuestas que nos hacen sentir mal, que no nos dejan crecer.

A continuación te dejo algunas recomendaciones:

  • Cuida la información que consumes, evita las noticias desagradables, de violencia, selecciona solo lo útil, aquello que te llene de buen ánimo.
  • Rodéate de gente cuya actitud frente a la vida es positiva, verás cómo cambia tu visión del mundo.
  • Practica ejercicios regularmente, purificarás tu cuerpo de toxinas y aliviarás el estrés.
  • Pon atención a tu discurso cotidiano, evita hacer comentarios negativos respecto de tu persona y/o de los demás; asimismo evita las quejas.
  • Pon atención a tus pensamientos y solo sírvete de tus pensamientos positivos y descarta aquellos que te inducen al miedo, la desconfianza, la crítica destructiva, el conformismo; y sobre todo evita juzgar.
  • La práctica de la meditación, que es la disciplina del NO-PENSAMIENTO, y el Yoga te ayudarán a desconectarte de tu mente y te conectarán con tu SER.
  • Practica visualizaciones de escenarios agradables en los que eres Feliz.
  • Lleva un diario y haz un volcado de las ideas, escribe lo primero que te viene a la mente. Este es un buen ejercicio de higiene mental.

En caso requieras información adicional o consultar sobre mis servicios puedes escribirme a: juliocesartorrescavero@hotmail.com

Julio César Torres Cavero
Especialista en Coaching
Anuncios
Tú no eres tu MENTE…!!!

4 comentarios en “Tú no eres tu MENTE…!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s