Eliminando las etiquetas para vivir y disfrutar el mundo a plenitud

7175776-grupo-de-cuatro-chicas-adolescentes-sentado-en-el-banco-en-el-parque-de-oto-o

Hace más de cien años, Paul Otlet y Henri La Fontane crearon el Mundaneum, cuya  finalidad era registrar y organizar todo el conocimiento producido en el mundo hasta ese entonces. Para ello se utilizaron unas fichas de cartón, en las que describieron tanto el contenido temático de los libros, enciclopedias, revistas, etc; como las características físicas de sus formatos. Finalmente, cada una de estas fichas eran ubicadas en el orden que les correspondía de acuerdo a un sistema de clasificación del conocimiento.

En el mundo de la bibliotecología, se llama catalogación a la descripción de contenidos y formatos, y el término usado para la organización de la información es: clasificación. Tanto la catalogación como la clasificación obedecen a esquemas mentales. Catalogar y clasificar es un intento humano por entender el mundo.

En nuestra vida cotidiana catalogamos y clasificamos personas. Usamos estas actividades como filtros para permitir que alguien sea parte de nuestro círculo de amistad mientras que a otros no. Sí… lo sé,  solemos equivocarnos con nuestra selección y esto responde a que es un acto humano en el sentido que es errático. Estos esquemas mentales de catalogación y clasificación nos fueron impuestos por nuestro entorno inmediato y por nuestra sociedad. De esta manera, cada persona que llegaba a nuestras vidas traía anexado a su ser un respectivo código de barras o etiqueta: negros, blancos, cholos, católicos, protestantes, mormones, creyentes en Dios, ateos, agnósticos, comunistas, socialistas, ricos, pobres, bonitos, feos, amables, desconsiderados…

Describimos el alma (contenido) y el cuerpo (el formato) de las personas, para luego clasificarlas y asignarles una etiqueta. Tenemos una plantilla para cada persona y lo que es peor, tenemos solo una única plantilla de cómo deberían ser. De esta manera, todas las que no encajan en ella quedan excluidas. Por lo que, nuestra catalogación y clasificación no es para entender a las personas en su pluralidad sino más bien para confrontarlas y excluirlas de acuerdo a nuestro filtro. Estoy seguro que habrás tenido la mala experiencia de encontrarte con alguien que te odió ni bien te miró. Ahora ya sabes la explicación. Y tú que te matabas pensando en qué es lo que pudiste haberle hecho. Pues nada. Simplemente no encajaste. No es tu problema, es de quién te etiquetó y te excluyó sin conocerte.

Etiquetar personas es cosificarlas y reducirlas a lo que creemos que son y no ver la excelencia humana a plenitud. Etiquetar es negarse a participar de la vida. Con ello, terminaremos reduciendo nuestro mundo. Además, nadie nos ha dicho que tenemos la verdad absoluta como para juzgar qué es bueno o malo, correcto o incorrecto, apropiado o inapropiado… Recuerda que solo los necios creen tener la verdad absoluta.

A continuación te doy 3 + 2 consejos para que aprecies el mundo y disfrutes más de las personas a plenitud:

  • Evita juzgar, la práctica del no juzgamiento ampliará tu mente y serás capas de aceptar el mundo como lo que realmente es.
  • Confía y espera siempre lo mejor de cada persona. No hay nada que temer, la confianza es la mejor arma para defenderte de las personas aprovechadas, porque creerán que eres fácil de timar y no perderán el tiempo en intentarlo, por lo que será más fácil para ti retirarlos de tu vida, ya que no habrás involucrado ni tiempo, ni sentimientos.
  • Sé tú mism@, evita auto-etiquetarte y compararte, recuerda que tú eres tu propia fuente de validación y superación. Plantéate el reto de ser hoy mejor que ayer.
  • Despréndete del ego. El ego es una enfermedad, es cuando tienes el YO inflamado y crees que eres el centro del mundo y que todo gira alrededor tuyo. Si vives con ego cualquier cosa, por mínima que sea, te afectará.
  • Acéptate como ser humano, como habitante de este planeta que ha venido para aprender y dejar en heredad un mundo mejor del que encontraste. Deja de perderte entre tantos conceptos, porque lo único que haces es limitarte. Si te etiquetas te reduces a ello.

Para celebrar las diferencias, quiero dejarles el siguiente vídeo estoy seguro que será de su agrado:

https://www.youtube.com/watch?v=avq9no1utyE

En caso requieras asesoría personalizada puedes escribirme a: juliocesartorrescavero@hotmail.com

Con aprecio,

JULIO CÉSAR TORRES CAVERO
ENTRENADOR DE VIDA
Anuncios
Eliminando las etiquetas para vivir y disfrutar el mundo a plenitud