El amor en su laberinto. Un recorrido por los pasadizos del amor

el-amor-en-la-mujer-es

El Laberinto de Creta que sirvió de prisión al Minotauro siempre llamó mi atención, uso la imagen mental del laberinto como analogía al momento de explicar en mis talleres grupales los recovecos del amor, casi siempre me preguntan cómo llegaron a enredarse tanto que no pueden salir de aquellos pasadizos oscuros que les toca sufrir por amor.

Lo que sigue es una breve ruta del amor, la que podría servirte de mapa para que no te pierdas cuando te toque vivir este maravilloso recorrido:

Las primeras citas. En el proceso de seducción hombre y mujer muestran lo mejor de sí mismos, acuden a sus encuentros con ropas que consideran apropiadas para seducir, las mujeres se maquillan y los hombres tienen un mayor cuidado en su aspecto, en su discurso se muestran muy proactivos, sonríen mucho y están dispuestos a ser amables.

El proceso de seducción es la primera etapa, el inicio de toda relación de pareja, también se le conoce como cortejo o enamoramiento, de acuerdo al Diccionario de la lengua española, en su primera acepción, seducir es “engañar con arte y maña”, de allí que en las primeras citas nadie muestra aquel lado oscuro que todos tenemos dentro.

La química del amor. Se trata de los primeros encuentros, así que el cerebro realiza un maravilloso desbalance químico que obnubila nuestros sentidos haciendo que el prospecto de amante parezca interesante y atractivo… ¿realmente lo es?… Un incremento de dopamina y norepinefrina activa nuestro sistema de recompensa y placer; y una reducción en la producción de  serotonina producen pensamientos y conductas obsesivas por el otro.

Las mujeres se vuelven más atractivas, se visten de un maquillaje y aroma natural cuando están en su etapa de ovulación, que es la etapa en que son altamente fértiles y los hombres, aunque no poseen un ciclo fértil, cuando sienten atracción sexual experimentan una sobreproducción de testosterona, lo que los vuelve más seguros de sí.

Tienes dos posibilidades:

  1. Una noche de romance y placer a lo que de acuerdo a tu género, cultura y estilo de vida te hará sentir orgullos@ o desdichad@.
  1. Puedes vivir un amor romántico también conocido como amor pasional, en esta etapa todo será maravilloso porque solo verás lo mejor de tu pareja por el lapso de 3 a 6 meses, luego de ello tu cerebro comienza un proceso lento de nivelación química que da inicio al cariño.

Por experiencia de vida y profesional déjame decirte que, el cariño continua por inercia, los que viven su amor romántico casi no distinguen el nacimiento del cariño, pero esta última se distingue por que puedes darte cuenta de los errores de tu pareja, sin embargo eres capaz de soportarlos y sublimarlos; es decir, puedes ver sus cualidades y defectos, y aceptar a tu pareja como es [ojo, lo mismo está pasando del otro lado] esta etapa dura entre dos y tres años, luego de ello la química del amor se habrá desvanecido por completo, ya no sentirán el mismo apego uno del otro, en algunos casos sentirán rechazo y desilusión.

Ojos-de-mujer

Si ya terminaste la etapa del cariño, tu pareja y tú tienen dos posibilidades:

  1. Deciden continuar con su relación, en esta etapa los unirá sentimientos de compañerismo, amistad, lealtad, cordialidad, historia de vida, proyectos en común, hijos, etc. Esta etapa es más una convivencia por acuerdo expreso [matrimonio] o tácito [vivencial]. Es una etapa muy bonita si se comparte con una persona emocionalmente saludable, sino la relación sería un infierno, ya que los problemas aparecerán sí o sí.

¿Se puede avivar la llama del amor? Respuesta: Sí y no.

Amar es una decisión, puede que ya no se sienta la misma intensidad pasional de los primeros días y con el paso de los años sea pobre o nula, pero aquí entra a tallar la inteligencia emocional, las parejas que deciden continuar con su relación deben revisar constantemente aquello que los unió, plantearse metas nuevas y trabajar en pro de ellas.

  1. Pueden optar por romper la relación y continuar caminos separados. La capacidad de experimentar cada una de las etapas del amor (enamoramiento, amor romántico, cariño) no se ha perdido, el proceso puede comenzar nuevamente si se decide proyectarlo en otra persona. Muchas veces nos creemos víctimas, pensamos que el amor llega porque sí, creemos que no mandamos sobre nuestros sentimientos, lo cierto es que elegimos de quien enamorarnos. Obviamente, con el paso de los años y de las veces que hayas experimentado el amor cada vez lo sentirás con menos intensidad.

Si tu pareja y tú optaron por seguir con su relación, podría suceder lo siguiente:

  1. Son saludablemente comprometidos con sus sentimientos y deciden no traicionarse como pareja. Ojo, habrá tentaciones los que sumados a los problemas personales y de pareja podrían desestabilizar la relación. Los que deciden apostar por su relación viven bajo el logo: “No hagas a otros lo que no quieres que hagan contigo”.
  1. Podrían entrar en un camino oscuro de mentira-traición-mentira, recuerda que la infidelidad es de doble vía, es decir cualquier miembro puede fallar. Los que decidieron traicionar dieron más valor al placer inmediato, en ellos prima “el efecto juguete nuevo” donde el/ la amante pasajer@ siempre resultará mejor que su pareja.

Hay quienes mencionan que en una relación de pareja ambos son responsables, sin embargo déjame decirte que la traición no se justifica, así que no debes sentirte culpable ni responsable si te traicionaron, simplemente viviste con alguien que quiso aprovecharse de ti y “disfrutar” placer con otra persona.

Si te tocó vivir una traición, únicamente dependerá de ti dar o no una oportunidad. Si lo haces, te tocará lidiar con los demonios de la desconfianza y la rabia.

Si te conoces bien y sabes que no podrás cargar con ello es mejor partir, dejar de lado a esa persona. Date un tiempo para meditar y perdonar, no tanto porque pretendas ser “buena gente” sino por tu propia salud, estar atado a sentimientos nocivos te enfermará. Por último, olvida: no le des el gusto que ocupe tus pensamientos, no lo merece.

En caso requieras asesoría personalizada puedes escribirme a: juliocesartorrescavero@hotmail.com

Que tengas un excelente día!

JULIO CÉSAR TORRES CAVERO
ENTRENADOR DE VIDA
Anuncios
El amor en su laberinto. Un recorrido por los pasadizos del amor

Dos besos: traición y mentira

images

Waitin’, watchin’ the clock, it’s four o’clock, it’s got to stop
Tell him, take no more, she practices her speech
As he opens the door, she rolls over…
Pretends to sleep as he looks her over
She lies and says she’s in love with him, can’t find a better man…
She dreams in color, she dreams in red, can’t find a better man…

Pearl Jam / Better man

“Dos Besos” (Troika) es la última película del gran realizador peruano Francisco Lombardi,  la cinta toca un tema fascinante y a la vez doloroso para el ser humano: La infidelidad de pareja.

Independientemente de los motivos que  causan la infidelidad, esta se compone por el acto de la traición y el engaño. En ese sentido traición y mentira van de la mano, la traición o faltamiento a la fidelidad es el acto por el cual se hace un daño a la persona que depositó confianza en otra, en este caso su pareja; mientras que la mentira es la manipulación hacia la víctima para hacerle vivir en una fantasía distante a la realidad.

La infidelidad de pareja es un tema complejo, en este artículo solo abordaré la mentira, elemento que aparece antes, durante y después de la traición.

Existen dos tipos de engaño: ocultamiento y fabulación. En el imaginario colectivo se cree que  ocultar un hecho no es mentir, de allí que, las mentiras por ocultamiento son socialmente aceptadas y las personas que lo practican no sienten ningún remordimiento.

Ocultar un hecho es mentir, obviamente hablamos de algo que sea de interés para esa persona a la que se le oculta, como es el caso de una infidelidad. Una vez desvelada la verdad, el ocultador siempre dará como excusa “Si te lo decía, te ibas a molestar… como lo estás ahora” o “no te lo dije por no herirte”. Por otro lado, la persona engañada se sentirá doblemente burlada tanto por el ocultamiento como por la traición.

La mentira por fabulación es cuando se recrea un escenario para que la víctima “caiga” en el engaño, se requerirá de imaginación para crear una historia con el objetivo de que la víctima lo crea. En algunos casos la historia está compuesta por piezas sueltas que el mentiroso va verbalizando para que el otro vaya armando una historia en su cabeza. Y es que el mentiroso siempre juega con la ambigüedad de las palabras y cuando sea encarado negará haberte dicho algo, te hará pensar que es culpa tuya el haber creído algo que nunca dijo. Lo cierto es que fuiste manipulado.

Por lo general, ocultamiento y fabulación vienen juntos, las personas que mienten usan ambos tipos de mentira.

¿Sabía lo que hacía o era inocente?

Las cosas se hacen dos veces, primero en la mente y luego en la realidad, ninguna acción escapa al pensamiento, por ende siempre existe la opción de decidir: traicionar / no traicionar, mentir / no mentir. La persona que traiciona es porque así lo decidió, y quién miente también.

Para que exista engaño debe existir la intención de engañar, aunque una vez descubierta la patraña el mentiroso te dirá que no hubo intención de hacer daño. Mentir es someter a una persona a que viva engañada sin que tenga la información adecuada para que pueda decidir sobre algo que lo compromete.

La persona traicionada y engañada depositó confianza –obviamente en “alguien que valía la pena confiar”- y el traicionero decidió faltarla. Cuando uno ama baja la guardia. El célebre Moliere lo diría de la siguiente manera “Somos fácilmente engañados por aquellos a quienes amamos”

Un poco de antropología: Teoría de Dones y Contradones

Marcel Mauss en su ensayo “Sobre el Don o el Regalo” menciona que entre los individuos existen relaciones de reciprocidad. Dar implica una retribución por parte del que recibe, en donde lo devuelto siempre será igual o superior a lo que se recibió, generándose así una cadena interminable de reciprocidad entre sus participantes, lo que les permite mantener el equilibrio y hacer llevadera la convivencia.

¿Qué sucede si alguien no devuelve lo recibido?

Se rompe el equilibrio, el que no devuelve, el que no corresponde, queda reducido a nada. Malinowski descubrió que, lo que a priori era una transacción comercial de objetos (“El Kula”) entre los miembros de las tribus trobiand, en realidad se trataba de una cadena regalos entre cada participante. Cada miembro obsequiaba y recibía algún objeto. Estos individuos creían que si alguien no correspondía la Diosa le quitaba el rostro.

Volvamos a infidelidad de pareja. El traidor es alguien que no correspondió a la lealtad, el mentiroso una vez descubierto no sabrá donde meter la cara, la diosa le habrá quitado el rostro convirtiéndolo en un descarado.

Por otro lado, la victima estará confundida ante el nuevo ser que ve delante suyo, ante los ojos de la víctima el mentiroso descubierto nunca más será la misma persona, quedará convertido a nada.

¿Sabía lo que hacía o era inocente?

Respuesta: Sabía muy bien lo que hacía.

A continuación te voy a dejar algunos indicadores de mentira:

  • Contradicción entre lo que dice y hace
  • Ante preguntas cerradas que requieran como respuesta sí o no, responde con evasivas o sarcasmo.
  • Cuando conversamos con alguien llegamos a sintonizar en gestos y posturas, el mentiroso nunca estará en sintonía con tu lenguaje corporal.
  • Es un mito que, el mentiroso a la hora de mentir parpadea o cierra los ojos, por lo contrario, su mirada es tensa y fija, y no tendrá ningún reparo en mirarte a los ojos para que le creas.
  • El mentiroso cambia de tema desviando la atención del tema principal, quizás pretenda evocar algún momento grato o adularte.

Para terminar te dejo la siguiente reflexión del gran escritor español Vicente Espinel: “La traición la emplean únicamente aquellos que no han llegado a comprender el gran tesoro que se posee siendo dueño de una conciencia honrada y pura”

En caso requieras asesoría personalizada puedes escribirme a: juliocesartorrescavero@hotmail.com

Con aprecio,

JULIO CÉSAR TORRES CAVERO
ENTRENADOR DE VIDA
Dos besos: traición y mentira