Más de 1000 descargas en el 2016!!!

rompendo

Imagen

Dos besos: traición y mentira

images

Waitin’, watchin’ the clock, it’s four o’clock, it’s got to stop
Tell him, take no more, she practices her speech
As he opens the door, she rolls over…
Pretends to sleep as he looks her over
She lies and says she’s in love with him, can’t find a better man…
She dreams in color, she dreams in red, can’t find a better man…

Pearl Jam / Better man

“Dos Besos” (Troika) es la última película del gran realizador peruano Francisco Lombardi,  la cinta toca un tema fascinante y a la vez doloroso para el ser humano: La infidelidad de pareja.

Independientemente de los motivos que  causan la infidelidad, esta se compone por el acto de la traición y el engaño. En ese sentido traición y mentira van de la mano, la traición o faltamiento a la fidelidad es el acto por el cual se hace un daño a la persona que depositó confianza en otra, en este caso su pareja; mientras que la mentira es la manipulación hacia la víctima para hacerle vivir en una fantasía distante a la realidad.

La infidelidad de pareja es un tema complejo, en este artículo solo abordaré la mentira, elemento que aparece antes, durante y después de la traición.

Existen dos tipos de engaño: ocultamiento y fabulación. En el imaginario colectivo se cree que  ocultar un hecho no es mentir, de allí que, las mentiras por ocultamiento son socialmente aceptadas y las personas que lo practican no sienten ningún remordimiento.

Ocultar un hecho es mentir, obviamente hablamos de algo que sea de interés para esa persona a la que se le oculta, como es el caso de una infidelidad. Una vez desvelada la verdad, el ocultador siempre dará como excusa “Si te lo decía, te ibas a molestar… como lo estás ahora” o “no te lo dije por no herirte”. Por otro lado, la persona engañada se sentirá doblemente burlada tanto por el ocultamiento como por la traición.

La mentira por fabulación es cuando se recrea un escenario para que la víctima “caiga” en el engaño, se requerirá de imaginación para crear una historia con el objetivo de que la víctima lo crea. En algunos casos la historia está compuesta por piezas sueltas que el mentiroso va verbalizando para que el otro vaya armando una historia en su cabeza. Y es que el mentiroso siempre juega con la ambigüedad de las palabras y cuando sea encarado negará haberte dicho algo, te hará pensar que es culpa tuya el haber creído algo que nunca dijo. Lo cierto es que fuiste manipulado.

Por lo general, ocultamiento y fabulación vienen juntos, las personas que mienten usan ambos tipos de mentira.

¿Sabía lo que hacía o era inocente?

Las cosas se hacen dos veces, primero en la mente y luego en la realidad, ninguna acción escapa al pensamiento, por ende siempre existe la opción de decidir: traicionar / no traicionar, mentir / no mentir. La persona que traiciona es porque así lo decidió, y quién miente también.

Para que exista engaño debe existir la intención de engañar, aunque una vez descubierta la patraña el mentiroso te dirá que no hubo intención de hacer daño. Mentir es someter a una persona a que viva engañada sin que tenga la información adecuada para que pueda decidir sobre algo que lo compromete.

La persona traicionada y engañada depositó confianza –obviamente en “alguien que valía la pena confiar”- y el traicionero decidió faltarla. Cuando uno ama baja la guardia. El célebre Moliere lo diría de la siguiente manera “Somos fácilmente engañados por aquellos a quienes amamos”

Un poco de antropología: Teoría de Dones y Contradones

Marcel Mauss en su ensayo “Sobre el Don o el Regalo” menciona que entre los individuos existen relaciones de reciprocidad. Dar implica una retribución por parte del que recibe, en donde lo devuelto siempre será igual o superior a lo que se recibió, generándose así una cadena interminable de reciprocidad entre sus participantes, lo que les permite mantener el equilibrio y hacer llevadera la convivencia.

¿Qué sucede si alguien no devuelve lo recibido?

Se rompe el equilibrio, el que no devuelve, el que no corresponde, queda reducido a nada. Malinowski descubrió que, lo que a priori era una transacción comercial de objetos (“El Kula”) entre los miembros de las tribus trobiand, en realidad se trataba de una cadena regalos entre cada participante. Cada miembro obsequiaba y recibía algún objeto. Estos individuos creían que si alguien no correspondía la Diosa le quitaba el rostro.

Volvamos a infidelidad de pareja. El traidor es alguien que no correspondió a la lealtad, el mentiroso una vez descubierto no sabrá donde meter la cara, la diosa le habrá quitado el rostro convirtiéndolo en un descarado.

Por otro lado, la victima estará confundida ante el nuevo ser que ve delante suyo, ante los ojos de la víctima el mentiroso descubierto nunca más será la misma persona, quedará convertido a nada.

¿Sabía lo que hacía o era inocente?

Respuesta: Sabía muy bien lo que hacía.

A continuación te voy a dejar algunos indicadores de mentira:

  • Contradicción entre lo que dice y hace
  • Ante preguntas cerradas que requieran como respuesta sí o no, responde con evasivas o sarcasmo.
  • Cuando conversamos con alguien llegamos a sintonizar en gestos y posturas, el mentiroso nunca estará en sintonía con tu lenguaje corporal.
  • Es un mito que, el mentiroso a la hora de mentir parpadea o cierra los ojos, por lo contrario, su mirada es tensa y fija, y no tendrá ningún reparo en mirarte a los ojos para que le creas.
  • El mentiroso cambia de tema desviando la atención del tema principal, quizás pretenda evocar algún momento grato o adularte.

Para terminar te dejo la siguiente reflexión del gran escritor español Vicente Espinel: “La traición la emplean únicamente aquellos que no han llegado a comprender el gran tesoro que se posee siendo dueño de una conciencia honrada y pura”

En caso requieras asesoría personalizada puedes escribirme a: juliocesartorrescavero@hotmail.com

Con aprecio,

JULIO CÉSAR TORRES CAVERO
ENTRENADOR DE VIDA
Dos besos: traición y mentira