Más de 1000 descargas en el 2016!!!

rompendo

Imagen

Perseverancia: ¿Cuánta presión estás dispuest@ a soportar antes de convertirte en DIAMANTE?

chicas-surf

La pesadilla no tiene final,
el espectáculo ha de continuar.
Lo vuelves a intentar, te sale tan mal
vuelve a amanecer otra vez ayer.
Alarma / Preparado para el rock and roll

La calidad de nuestra vida depende de la calidad de nuestras decisiones. Contra toda creencia, las decisiones que mayor impacto tienen en nuestras vidas son las decisiones intrascendentes, aquellas que pasan inadvertidas y cuya apariencia es inofensiva. Éstas son las que ocupan gran parte de nuestro día a día. La suma de estas decisiones minúsculas y sin importancia son las que nos pasarán una gruesa factura en el futuro.

Si te decides por: “Dormir un poco más en lugar de hacer ejercicios, comer un dulce extra sabiendo que puedes enfermar, dejar para más tarde algo que tranquilamente puedes resolver en el momento presente, perder el tiempo consumiendo información inapropiada que afectarán tus pensamientos en lugar de enriquecerte con una buena lectura”. El resultado será que enfermarás tu cuerpo, tu desempeño laboral y tus relaciones interpersonales.

¿Qué hay de aquellas decisiones trascendentes en nuestra vida?

Los compromisos mayores. Los grandes proyectos personales, profesionales e intelectuales que queremos alcanzar muchas veces son saboteados por aquellas decisiones minúsculas, de esta manera vamos postergándolos. Poniendo lo insignificante primero y lo importante después. Nuestras excusas: “Estoy cansad@” “Por el momento no tengo tiempo”, “Mañana empiezo”.

Los grandes retos se logran únicamente con mucho esfuerzo, con tenacidad… lo que llamamos PERSEVERANCIA, esta no es más que la acción de mantenerse constante en un proyecto ya comenzado, aun cuando las circunstancias sean adversas o los objetivos no puedan ser cumplidos.

La perseverancia es el hilo conductor entre tu decisión en alcanzar algún logro y el cumplimiento de éste. Mejor dicho, sin perseverancia no hay éxito.

Cuando se trata de grandes retos es muy probable que queramos resultados inmediatos, si no los obtenemos fácilmente nos sentimos frustrados, queremos abandonar y seguir con nuestra rutina habitual. Déjame decirte que el Éxito no paga a fin de mes. El Éxito siempre está al final, no es inmediato. Es la culminación de todo tu esfuerzo.

Los grandes logros fueron de aquellos que perseveraron, los que se aferraron a sus sueños y siguieron para adelante incansablemente. De los que aguantaron un minuto más en su lucha. De aquellos que renunciaron al desaliento. Si queremos tener una imagen de lo que nos costaría alcanzar nuestro éxito personal, el costo de nuestra perseverancia, esta sería la última llave que logra abrir la puerta.

En palabras de la célebre escritora y luchadora social, Harriet Beecher Stowe, “Cuando te veas en un aprieto y sientas que todo está en tu contra, hasta el punto que no puedes aguantar ni un minuto más, nunca te des por vencido, porque es en ese preciso momento y lugar que las cosas cambiarán”

Imagina cuánta gente renunció a sus sueños porque se sintió derrotado, porque la frustración y el desaliento los venció. Muchos de ellos no sabrán cuán cerca estuvieron de alcanzar sus metas.

Recuerda que un diamante fue primero un pedazo de carbón que fue sometido a presión, la presión de muchas capas del planeta.  Yo te pregunto: ¿Cuánta presión y por cuánto tiempo estás dispuesto a soportar para convertirte en diamante?

¿Qué hacer con aquellas decisiones minúsculas que tienen un gran impacto en nuestras vidas y que nos distraen de nuestras metas?

Te respondo con la siguiente historia:

“Un viajero que andaba por la Antigua Grecia en busca del Monte Olimpo, y temiendo estar perdido le pregunta a un anciano en el camino: ¿Cómo hago para llegar al Monte Olimpo? el anciano, quien resultó ser Sócrates, le respondió: Simplemente asegúrate que todo paso que des vaya en esa dirección”

La receta mágica sería: Si quieres alcanzar un sueño, simplemente asegúrate que todo paso que des vaya en esa dirección. Que cada decisión y acción se convierta en un paso que te acerque más a tu meta.

En caso requieras información adicional o consultar sobre mis servicios puedes escribirme a: juliocesartorrescavero@hotmail.com

Con aprecio,

Julio César Torres Cavero
Entrenador de Vida
Perseverancia: ¿Cuánta presión estás dispuest@ a soportar antes de convertirte en DIAMANTE?